SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Recetas fáciles para cocinar con niños

dirigido a Todos

Aprovecha el tiempo libre en las vacaciones de tus hijos para desarrollar sus habilidades en la cocina. Decorar la comida, jugar con los alimentos y darles una presentación divertida se convertirá en toda una aventura que mejorará su destreza manual. Te proponemos dos sencillas recetas con ingredientes naturales que los guiarán paso a paso. ¡Manos a la obra!

Pay de fresas

Una receta muy conocida y fácil de hacer, ideal para estimular el consumo de frutas en los niños.

Ingredientes:

  • 400 g de fresas
  • 100 g de azúcar
  • 30 g de Maizena
  • 2 vasos de leche
  • 3 yemas
  • Un rollo de masa quebrada
  • Un sobre de gelatina neutra

Consejos: la fresa es rica en vitamina C, ácido fólico, vitamina B6 y minerales.

Preparación:

  1. Extiendan la masa quebrada sobre un molde redondo de unos 25 cm de diámetro. Esta tarea puede hacerla el pequeño, sólo asegúrate de que la masa quede bien ajustada y con un tenedor pincha el fondo del molde para evitar que se arquee.
  2. Hornea la masa durante 15 minutos a 180 °C (en este caso debe ser un adulto), o hasta que esté dorada. Retírala del horno y déjala enfriar.
  3. En un bol, el pequeño puede mezclar las yemas con el azúcar hasta formar una masa homogénea. Incorporen la Maizena, luego la leche tibia y remuevan hasta que no queden grumos.
  4. Pongan la mezcla en un recipiente y cocinen a fuego medio, removiendo siempre hasta que se vea espesa. Retirar del fuego y dejar enfriar.
  5. Rellenen la masa horneada con la mezcla que prepararon y distribúyanla de manera uniforme con la ayuda de un cuchillo.
  6. Cubran toda el pay con las fresas previamente lavadas y cortadas.
  7. Mezclen la gelatina en un vasito con agua fría y dejen reposar por 15 minutos. Luego, lleven la mezcla al microondas hasta que la gelatina se disuelva.
  8. Por último, se vierte la gelatina sobre el pay y éste se deja en el refrigerador por un par de horas.

Mini pizzas

Tip: para darle un toque más original a esta receta, les proponemos ponerle carita a las pizzas.

Ingredientes:

  • 4 panecillos redondos
  • 250 g de jitomate
  • 200 g de queso rallado
  • Un pimiento verde
  • Un pimiento morrón rojo
  • Un pimiento amarillo
  • 2 rebanadas de jamón
  • Aceitunas negras

Consejo: también puedes hacer las pizzas en pan de molde.

Preparación:

  1. Corten los panecillos por la mitad y colóquenlos en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.
  2. El niño puede ayudarte a extender una capa de tomate frito sobre los panecillos y espolvorearlos con el queso rallado.
  3. Después de lavar bien las verduras, corten círculos y tiras de pimiento para hacer los ojos y la boca con distintos colores. También corten tiras de jamón.
  4. Para decorar, el niño podrá ir colocando dos círculos de pimiento en la mitad superior, un semicírculo de pimiento de otro color y un trocito de aceituna negra para la pupila.
  5. Precalienta el horno a 200 ºC (un adulto). Una tira de pimiento le servirá al pequeño para hacer la boca, la nariz con media aceituna y las cejas con dos tiras de jamón (también pueden utilizar tocino).
  6. Hornear las minipizzas aproximadamente por 15 minutos a 190 ºC, vigilando para que no se queme (adulto).

 

Consejos para que los niños se diviertan en la cocina

 

  • Invita a tu hijo a hacer las compras: es importante involucrar a los pequeños en todo, desde hacer la lista de compras hasta ayudar en la preparación de las recetas.
  • Deja que los niños estén en la cocina: para muchos adultos, la simple idea de compartir la cocina con los pequeños ayudantes les causa ansiedad. Los niños pueden estar en la cocina siempre y cuando sean supervisados discretamente por un adulto.
  • Especifica las tareas que realizará tu hijo: antes de empezar a preparar una receta, cada persona debe tener una responsabilidad. Deja que tu hijo realice las tareas que no representen ningún riesgo para él. Ejemplo: mezclar, remover, batir, decorar, batir las claras, poner la leche, agregar el jitomate, rebozar la carne, etc.
  • Nunca digas “no” a tu hijo: déjalo que pruebe, que toque, que se manche y que huela distintos y variados olores. No tengas miedo de que tu hijo rompa un huevo, por ejemplo, de que derrame agua o se manche con la harina. Supervisa su trabajo pero no le exijas demasiado.
  • Recuerda que los padres somos los mejores maestros de nuestros hijos. Con lo que aprenden en la cocina, los niños también aprenderán a planificar, decidir, valorar, medir y asumir responsabilidades.

 

Fuente: Barrios Treviño, Diana (2002). Los Barrios. Family Cookbook. Random House.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Cada semana recibirás información actualizada con una selección de las mejores actividades y recomendaciones para niños. Disfruta de la ciudad de México y sus alrededorres en familia. Actividades infantiles, cine, teatro, espectáculos, museos, libros y cuentacuentos.

*Campos obligatorios

Escribe las letras del cuadro gris en el campo de abajo.

Al presionar "Enviar" estás aceptando el aviso de privacidad de Tipkids