SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Modelos educativos del futuro

Tipkids

Conoce las tendencias que tendrán los modelos educativos del futuro en los próximos 30 años.

Tipkids

tipkids

El modelo tradicional de escuela con salones separados, donde se cumplen horarios y se dictan materias especializadas parece tener fecha de caducidad. Los alumnos de las próximas décadas no aprenderán de la misma forma que ahora conocemos, aseguran los expertos. En Tipkids nos hemos dado a la tarea de hacer un recorrido por los conceptos de las escuelas del futuro para dar una idea real de cómo podrían llegar a ser.   

 

¿Te imaginas una escuela en donde los niños van de un espacio a otro sin puertas ni aulas cerradas? ¿Dónde los maestros se convierten en coachs y no existen clases por materia ni horarios fijos? ¿Una escuela donde habilidades como aprender a hablar en público o establecer objetivos se aprenderán junto con materias como matemáticas o ciencias?

                                                           

El modelo tradicional de escuelas con salones separados donde se cumplen horarios y se dictan materias especializadas (química, física, historia, biología, matemáticas, etc. parece tener fecha de caducidad, auguran los especialistas en educación.

 

Más que edificios futuristas con sillas voladoras o pizarrones inteligentes 3D, las aulas se convertirán en espacios abiertos donde el alumno podrá ir de un grupo de trabajo a otro y los llamados Big data se convertirán en las principales fuentes de información.

 

Tendencias

En 2014, la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación (WISE, por sus siglas en inglés) realizó un think tank (laboratorio de ideas) en el que fueron entrevistados más de 645 expertos, presentó las claves de estas tendencias. Te las resumimos:

 

Personalización educativa: Los planes escolares tendrán más contenidos personalizados a la medida de cada alumno y se cree, además, que las habilidades personales serán más valoradas que los conocimientos académicos. Las llamadas soft skills -como la capacidad de hablar en público, de trabajar en equipo, de adaptarse a los cambios- formarán parte de la preparación académica de cada niño. Un modelo que ya está en marcha son las escuelas Lumiar, en Brasil, con un diseño pedagógico denominado “mosaicos de aprendizaje”, donde el alumno elige lo que quiere aprender cada día.

 

El profesor deja de ser el centro del conocimiento en el aula: Se convertirá en un mentor o coach que lidera el espacio y a los alumnos. Las clases, como están planteadas en la actualidad,  hora por hora y materia por materia quedarán obsoletas y los contenidos online serán la principal fuente de conocimiento. En este contexto, el profesor ya no sólo ejercerá el papel de transmisor de conocimientos, sino que se convertirá en una guía para el alumno en su propio proceso de aprendizaje.

 

Los alumnos tendrán una relación jerárquica distinta: Ya no existirá la línea que separa a los que enseñan de los que aprenden. En este rediseño, muchos expertos creen que las escuelas se convertirán en redes donde habrá una interacción más colaborativa entre los alumnos y el profesor, con un aprendizaje que no estará restringido a horas y lugares concretos. El e-mail y otras herramientas de comunicación se seguirán extendiendo, e incluso habrá escuelas que den clases en verano y los fines de semana.

 

La tecnología estará en todas partes: internet transformará a las escuelas en entornos interactivos. El aula estará conectada de manera permanente con dispositivos; además, los espacios tendrán muchos enchufes y una buena conexión wifi. Por otro lado, los libros digitales se habrán convertido en redes sociales cerradas al grupo-clase, donde aparecerán los elementos del currículum: contenidos, objetivos, metodología, competencias, evaluación, etc. El alumno buscará los contenidos entre una serie de materiales previamente seleccionados por el profesor o en los libros digitales.

 

Instalaciones: Las aulas cerradas serán sustituidas por espacios abiertos sin paredes ni pupitres ordenados en hileras, donde las sillas y las mesas se podrán mover de forma que el alumno pueda desplazarse con facilidad de un grupo de trabajo a otro si lo desea o necesita. Será un espacio pensado para fomentar la colaboración y el trabajo en equipo. En este sentido, Prakash Nair, reconocido arquitecto en el ámbito educativo internacional, propone, por ejemplo, sustituir los salones de clase por estudios, los corredores por calles de aprendizaje, así como construir espacios donde los estudiantes puedan estar solos y pensar; asimismo, recomienda que los espacios comunitarios como la biblioteca, la sala de cómputo y la cafetería estén disponibles de manera permanente.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Cada semana recibirás información actualizada con una selección de las mejores actividades y recomendaciones para niños. Disfruta de la ciudad de México y sus alrededorres en familia. Actividades infantiles, cine, teatro, espectáculos, museos, libros y cuentacuentos.

*Campos obligatorios

Escribe las letras del cuadro gris en el campo de abajo.

Al presionar "Enviar" estás aceptando el aviso de privacidad de Tipkids