SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Tartamudez infantil

Tipkids

En Tipkids te damos un acercamiento a la tartamudez infantil

Tipkids

Tipkids

tipkids
tipkids

Como bien sabrás, el habla no aparece de un momento a otro en los pequeños. Comienzan articulando unos cuantos sonidos, luego palabras para luego construir frases con significado completo. Como exploradores del lenguaje, es común escuchar en el habla de los niños de entre dos y cinco años, errores o falta de fluidez.

Según la Fundación Española de la Tartamudez (TTM), 1% de la población mundial adulta es tartamuda. Si consideramos las disfluencias (falta de fluidez) la estadística es mayor en el caso de los niños de entre 2 y 5 años donde 5% las presenta en algún momento de su habla. El 22 de octubre se conmemora el Día Internacional para la Toma de Conciencia de la Tartamudez, por lo que te platicamos algo de ella.

La tartamudez se entiende como un trastorno de comunicación que se caracteriza por la interrupción involuntaria de la fluidez del habla. Ésta se acompaña de  comportamientos secundarios como tics asociados, tensión muscular en cara y cuello o giros en el discurso para evitar la pronunciación de ciertas palabras.

Como ya lo mencioné, es común que los niños manifiesten falta de fluidez al momento de hablar porque están aprendiendo. Además la misma articulación de las palabras no puede, para ellos, ser tan rápida por el desarrollo de sus labios, lengua y mandíbulas, así como de la coordinación entre respiración y producción de sonidos.

Es importante señalar que en los menores de seis años únicamente se mencionan disfluencias en el habla. Se entiende como tartamudez infantil  cuando las disfluencias persisten después de esa edad.

De los niños de entre 2 y 5 años, 80% se recuperan espontáneamente según datos de la TTM. Sin embargo, es importante que los padres atiendan a los signos tempranos de disfluencias anormales para evitar el desarrollo de un cuadro de tartamudez en la vida adulta.

Te presentamos algunas disfluencias normales y anormales según la TTM:

Disfluencias normales

  • Vacilaciones: “pues....... pues eso es de papá”.
  • Reformulación de las oraciones: “¿voy a ...esto... me quedo con papá”.
  • Una o dos repeticiones de toda la palabra o la frase: “mamá, mamá ven” o “Para bañarme, para bañarme”.
  • Silencios entre las palabras: “Este es........mi amigo Javi”.
  • Interjecciones: “Um, um, yo… quiero ir a casa”.
  • Muletillas: “Es un juego,... bueno una cosa,... bueno, es un juguete”.

 Disfluencias anormales

  • Repeticiones de sonidos: “P…p…p…p…papá” o “s…s…s…s…si quiero”.
  • Repeticiones de sílabas: “Pa…pa…pa…pajarito” o “mi…mi…mi…mío”.
  • Más de dos repeticiones de palabras cortas: “pero… pero… pero… pero dámelo”.
  • Alargar un sonido durante varios segundos: “Eeeeeeese niño” o “Ddddddddddímelo otra vez”.
  • Bloqueos o interrupción del flujo de aire (“atasco”).
  • Silencios tensos entre las palabras: “¿Por qué .....(silencio, mientras mantiene la boca abierta) se llama Pablo?”.
  • Palabras partidas: “Vamos to…dos a casa” o “tele…visión”.
  • Tensión mientras se habla, esfuerzos por hacer salir las palabras.
  • Movimientos asociados al habla en la cara o el cuerpo, de esfuerzo y tensión: “cerrar los ojos”, “hacer muecas”, “mover el cuello o las manos” como para ayudarse cuando se está bloqueando.
  • La frecuencia de estas dificultades es alta, de diez palabras se bloquea más de una vez.

Hasta el momento no hay una causa conocida de la tartamudez pero se sabe que en ella intervienen factores neurológicos y hereditarios, no únicamente psicológicos como se creía anteriormente.

Denise Behrens de Avella Patóloga del Habla y del lenguaje del Instituto Venezolano de la Audición y del Lenguaje recomienda no decir  a los niños con este problema frases como “tranquilo”, “habla más despacio” o “no te pongas nervioso”, pues refleja en los pequeños un sentimiento de que están haciendo algo malo cuando hablan. Esto sólo genera que las disfluencias aumenten.

Un consejo que da la TTM para los padres es no sentir culpa por la forma de hablar de su hijo, ni considerar el tartamudeo como algo negativo. Cuando se atiende a tiempo,  el tratamiento puede desaparecer las disfluencias en el habla de los pequeños. Ante los primeros signos lo mejor es acudir con un profesional, informarse e informar a las personas que interactúan con el niño. 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Cada semana recibirás información actualizada con una selección de las mejores actividades y recomendaciones para niños. Disfruta de la ciudad de México y sus alrededorres en familia. Actividades infantiles, cine, teatro, espectáculos, museos, libros y cuentacuentos.

*Campos obligatorios

Escribe las letras del cuadro gris en el campo de abajo.

Al presionar "Enviar" estás aceptando el aviso de privacidad de Tipkids