SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El primer día de clases

Tipkids

¿Qué hacer en su primer día de clases?

Tipkids

Imagen

tipkids

 Por Paulina Ugalde

 La escuela implica una diversidad de significados en el desarrollo de nuestros hijos. Además de ser el lugar en donde nuestros hijos integrarán conocimientos, será en donde se desenvuelvan socialmente la mayor parte de su día; además, brindará a muchas madres de familia la oportunidad de desarrollarse profesionalmente y permitirá conocer a los pequeños la sociedad pluricultural en la que estamos inmersos. Por ello se vuelve inevitable para todo padre el deseo de dar la mejor educación a su hijo.

El primer día de clases nos permite ser espectadores de la misma escena en cada colegio. Miles de madres y/o padres caminan de la mano de sus pequeños rumbo a lo que será el inicio de uno de los mejores legados: la educación. Para algunos este día marcará la continuación de un camino iniciado tiempo atrás en una estancia infantil o una guardería; para otros implicará la primera experiencia lejos de casa. Dados los cambios y emociones, éste será un importante suceso. Pueden tomarse en cuenta algunas sugerencias que nos permitirán iniciar de manera más tranquila y agradable con este cambio.

Los sentimientos de miedo y nervios por parte de los niños son completamente normales. Podemos esperar que nuestros pequeños lloren. Ante ello, es importante que tengamos el control de la situación, tratando de mantenernos tranquilos (a pesar de estar tan nerviosos como nuestros hijos por la nueva experiencia). Trata de sonreir a pesar del llanto de tu pequeño, si te ven tranquilo se sentirán más confiados. Quizá lo anterior sea complicado, por lo que es recomendable ser breve, lleguen a tiempo a la escuela, despídete con un beso, un abrazo y unas palabras de aliento, entrega a tu hijo con su maestra y sigue con tu rutina, procura no quedarte y tratar de observar a tu pequeño desde afuera, en caso de que seas visto por él o ella, favorecerás un nuevo episodio de llanto y angustia.

Evitemos regañarlos o hacer comentarios que puedan incomodar a los pequeños frente a otros padres, niños o maestros (por ejemplo: “los niños grandes ya no lloran, o ¿eres un bebé?”, “¡ay, por favor ya no llores, se me está haciendo tarde para ir al trabajo!”, “mira como él no llora y entra a la escuela”).

 Toma tiempo para anticipar a tu hijo (a) sobre el acontecimiento que se aproxima. Hay que preparar a los pequeños para la experiencia que están por vivir. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  1. Hablen sobre la escuela, cuéntale alguna anécdota agradable, que promueva que se sienta identificado contigo y tranquilo. Motívalo con experiencias que sabes disfrutará, como el aprendizaje de un nuevo idioma, la oportunidad de conocer niños de su edad, jugar o correr en el patio durante el recreo, etc.
  2. Prácticamente en todas las escuelas te permitirán recorrer las instalaciones acompañado de tu hijo (a), aprovéchalo para que conozcan juntos el lugar, así como a su maestra y quizás a otros niños, esto le permitirá familiarizarse con el lugar y le brindará seguridad.
  3. Toma en cuenta que este ciclo también implica que tu hijo (a) adquiera independencia. Por ello es importante elegir cuidadosamente la ropa que vestirá tu pequeño (a) en este día. Las prendas deberán ser cómodas; evita botones, cierres o agujetas si es que aún no es capaz de manipularlos por sí mismo. En el caso del uso de suéter o chamarra, procura que sea fácil de quitar o poner sin que sea necesario que requiera ayuda, lo que en este día podría ponerlo nervioso; más adelante podrá manejar esta situación.
  4. El mismo cuidado habrá que poner al elegir los envases que utilices para el lunch. Asegúrate que tu hijo (a) sea capaz de abrir y cerrar por sí solo y de manera adecuada cualquier recipiente que le mandes, así como su propia lonchera.
  5. Nadie conoce a tu hijo (a) mejor que tú, así que es posible que tengas una idea de cuál será la reacción de tu pequeño (a). En caso de que lo veas angustiado los días previos, puedes acordar con él llevar una foto en un escondite secreto de su mochila, la bolsa del suéter o pantalón, la cual podrá ver cuando lo requiera y le brindará tranquilidad. En vez de foto también puedes darle una notita o un dibujo hecho por ti para que lo anime.

Lo anterior hará más fácil el primer día de clases. Con el paso de los días tu hijo (a) asistirá con gusto y entusiasmo a la escuela. Este proceso de adaptación no debe de tomarles más de dos o tres semanas; sin embargo, suele ser común una pequeña recaída después de los fines de semana. Es importante tener buena comunicación con la maestra, quien podrá detallarte las reacciones de tu hijo (a) ante la escuela. Ahora, a disfrutar de esta etapa que seguramente estará llena de logros y satisfacciones

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Cada semana recibirás información actualizada con una selección de las mejores actividades y recomendaciones para niños. Disfruta de la ciudad de México y sus alrededorres en familia. Actividades infantiles, cine, teatro, espectáculos, museos, libros y cuentacuentos.

*Campos obligatorios

Escribe las letras del cuadro gris en el campo de abajo.

Al presionar "Enviar" estás aceptando el aviso de privacidad de Tipkids