SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El estrés: enfermedad contagiosa

Tipkids

Detente y revisa los efectos del estrés tanto en tu vida personal como en la de tus hijos.

Tipkids

Aprende a manejar el estrés

tipkids

Por Rosa Barocio

Vivimos una época muy interesante pero difícil, especialmente para la vida en familia. El estrés, palabra ahora de uso cotidiano, invade nuestras vidas y nos hace perder el verdadero sentido de la convivencia al mismo tiempo que equivoca nuestras prioridades. Necesitamos detenernos y revisar sus efectos tanto en nuestras vidas personales como en la de nuestros hijos.

 

Algunas causas del estrés son:

⇒ La prisa: esa sensación de que el tiempo se nos acaba y necesitamos hacer más. Esa impresión de que la vida va a gran velocidad y yo necesito alcanzarla. Esa idea de que si no hacemos todo en este momento, la oportunidad se perderá para siempre. Esta prisa hace al adulto impaciente, nervioso e irritable, y lo desconecta de las necesidades de los demás. Pero al que más daña es al niño, cuyo ritmo es más lento por naturaleza pues necesita hacer conexiones básicas con su medio ambiente y con las personas que lo rodean. Este niño necesita conocer y dominar su cuerpo y explorar su medio ambiente a través de sus sentidos para desarrollar habilidades importantes, así como aprender a relacionarse. Cuando el niño crece apresurado, lleno de actividades sin tiempo para jugar, se vuelve hiperactivo, nervioso y disperso. Tiene dificultad para esperar y su tolerancia a la frustración es muy baja. En pocas palabras, se convierte en un niño demandante. Demanda lo que es esencial para él, pero que los adultos, por su prisa, no le pueden dar: tiempo y atención.

⇒ Los constantes cambios que presenta nuestra tecnología nos estresan pues nos obligan a estar continuamente adaptándonos so pena de quedarnos atrasados. La rapidez con que se presentan estos cambios contribuye a la sensación de que el tiempo transcurre a gran velocidad y corremos el riesgo de quedarnos rezagados. Es sorprendente darnos cuenta que cualquier aparato electrónico a los dos años está pasado de moda y se considera anticuado, cuando, por ejemplo, hace sólo unas generaciones, el aparato de música que una pareja recibía de regalo de bodas, era el mismo que heredaba a sus hijos.

⇒ El incremento en violencia dentro de nuestra sociedad nos produce miedo y por lo tanto estrés. Vivir con miedo es vivir contraídos, negativos, esperando lo peor. Desgraciadamente los medios de comunicación juegan un papel muy importante en este renglón. Cuando toda la información está centrada en la tragedia y la violencia, el público se contagia de inseguridad y aprehensión. Gracias a la televisión, las guerras en otros países parecen invadir nuestras casas, mientras que los violadores y asesinos parecen rondar nuestros patios. Cuando los padres no vigilan lo que sus hijos ven en la televisión, ellos crecen asustados, inseguros y muchas veces desesperanzados. Pierden su inocencia pues las imágenes violentas y agresivas los despiertan demasiado temprano a una realidad que aún no están listos para digerir. Como resultado: muchos niños tienen dificultades para dormir pues tienen miedo, y la depresión infantil está aumentando alarmantemente.

⇒ La crisis económica, que en estos momentos parece haberse convertido en una situación permanente, es una de las causas más importantes de estrés para la familia. Esta presión ha obligado a muchas madres a dejar el hogar para trabajar aun cuando los hijos están muy pequeños. Estos niños crecen en guarderías en manos de extraños teniendo que adaptarse a la vida cada vez más presionada de los padres.

⇒ El incremento en la desintegración familiar es otro motivo de estrés en nuestras familias. Cuando una pareja se separa, pasa por momentos intensos de dolor, inseguridad, culpabilidad y resentimiento. Estos padres estresados están imposibilitados para atender las necesidades de sus hijos que, por lo tanto, se sentirán abandonados. Hijos abandonados, hijos estresados. Cabe aquí mencionar también lo traumático que es para el hijo perder a uno de sus dos padres. Cuando la pareja se divorcia, el hijo se siente desgarrado emocionalmente. Necesita y quiere a ambos, y le duele escuchar insultos y críticas de uno hacia el otro. Cuando utilizan a los hijos para vengarse o manipular, los hijos sufren enormemente.

 

Ayudas positivas para disminuir el estrés en los hijos:

⇒ Establecer una rutina: una hora determinada para comer, bañarse y dormir. Esta rutina les da seguridad y bienestar. Niño descansado y bien comido es un niño feliz.

⇒ Eliminar la prisa. Más organización y menos actividades para que el niño tenga tiempo para jugar. Debe tener tiempo libre, sin exigencias.

⇒ Menos presión académica. Recordar que nuestros hijos no son una calificación. Valorar el esfuerzo, en vez del resultado.

⇒ Restringir el número de horas de televisión, computadora y nintendo, y fomentar actividades al aire libre. No usar la televisión de niñera. Vigilar lo que ve en la televisión y el cine. No llevarlo a películas que no son para su edad.

⇒ No compartir nuestros problemas de adultos con los hijos, pues les produce ansiedad y miedo. Nuestros hijos no son nuestros confidentes. Puedo desahogarme con otros adultos, parientes o amigos.

⇒ En situaciones de separación o divorcio:

No utilizar a los hijos para vengarse de la pareja.
No utilizarlos para manipular.
No hablar mal de la pareja frente a ellos.

Recordar que como padre siempre tengo que escoger su mayor y mejor bien. Eso significa que el hijo necesita y quiere a ambos padres, y que le hago daño cuando insulto o hablo mal de su padre/madre.

 

Repetirles constantemente:

 “La razón de nuestra separación o nuestras dificultades nada tienen que ver contigo. Aunque no estemos juntos siempre estaremos los dos para ti. Tú eres y siempre serás nuestro hijo y siempre te vamos a querer". 

 

Ayuda positiva para reducir el estrés en los padres:

⇒ Recordar que yo soy responsable de mi vida y por lo tanto también de mi estrés. Preguntarme, ¿qué necesito cambiar para estar más relajado y más feliz? ¿Necesito revisar mis prioridades, hacer menos actividades, organizarme, y/o procurarme más horas de descanso? Sólo yo soy responsable de cambiar mi situación y la de mi familia

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Cada semana recibirás información actualizada con una selección de las mejores actividades y recomendaciones para niños. Disfruta de la ciudad de México y sus alrededorres en familia. Actividades infantiles, cine, teatro, espectáculos, museos, libros y cuentacuentos.

*Campos obligatorios

Escribe las letras del cuadro gris en el campo de abajo.

Al presionar "Enviar" estás aceptando el aviso de privacidad de Tipkids