SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Cambio de colegio, ¿cómo apoyar a los niños?

Tipkids

Cambiar de colegio, una situación difícil puede convertirse en una experiencia enriquecedora.

Tipkids

tipkids

Todos los inicios o cambios generan ansiedad y angustia en los niños, y si a esto se le agrega una peculiaridad como repetir grado o cambiar de colegio, necesitarán del apoyo y comprensión de su familia. Pero no siempre los cambios implican angustia: muchas veces son mitigadores, ya que la modificación puede devenir en una mejora de la situación escolar y personal.

Muchos padres tienen la suerte de saber desde el principio a qué colegio asistirán sus hijos (al que fueron ellos mismos, al más cercano a su domicilio, etc.) Pero no siempre es tan sencillo, pues a la hora de tomar una decisión se toman en cuenta diversos puntos y suelen presentarse muchas dudas (bilingüe o no, religioso o laico, horarios, rutas, etc.). No obstante, una vez que se toma la decisión y comienza la escolaridad del niño, a veces hay circunstancias que hacen que los padres tengan que plantearse una nueva elección.

Las razones que derivan en un cambio de colegio suelen ser concretas. Una de las prioridades de los padres es la cercanía del centro escolar a su domicilio, por lo que una de las principales causas de buscar una nueva escuela es el cambio de residencia o el cansancio acumulado por madrugones excesivos y un tiempo enorme invertido en el transporte. Otros factores son la modificación de la estructura familiar (la familia crece o se separa), razones económicas o la propia estructura del colegio (transición de la escuela infantil a la primaria y de la secundaria a la preparatoria). Asimismo, muchas familias están insatisfechas con el colegio (bajo rendimiento, presiones, discriminación, fobia escolar, etc.), por lo que buscan mejores alternativas para sus hijos.

Inconvenientes y ventajas

El cambio de colegio suele incidir en el rendimiento escolar del alumno; sin embargo, cuando éste obedece a razones académicas, el rendimiento académico generalmente suele mejorar. En contraste, cuando el cambio de escuela se debe a motivos emocionales es probable que tenga un impacto negativo en el aprendizaje, en la conducta del alumno o en sus relaciones sociales, sobre todo si el niño presenta una actitud de rechazo a dicho cambio o no está preparado para ello.

Procurar la estabilidad

No se debe cambiar al niño de colegio ante la primera dificultad, hay que tratar en lo posible de solucionar los problemas y procurar los mínimos cambios. El colegio no siempre es el culpable de todo, y buscar otro quizá sea una salida para disimular problemas familiares, falta de disciplina o responsabilidad en casa, o exceso de flexibilidad por parte de los padres.

 

Consideraciones imprescindibles

Al enfrentarse a la difícil tarea de volver a elegir colegio se debe tomar en cuenta que cada centro es un mundo distinto, por lo que es preciso conocerlo a fondo para asegurarnos de que es el más adecuado para nuestro hijo. A veces, por estar muy pendientes de la ubicación e instalaciones del colegio nos olvidamos de evaluar el proyecto educativo, que en muchos casos no es compatible con las capacidades y personalidad del niño, e incluso quizá no sea congruente con la ideología, costumbre, religión y cultura de la familia.

Dudas más que razonables

Cuando estamos contentos con el colegio al que acude nuestro hijo pero las circunstancias imponen el cambio es común que nos invadan muchas dudas: ¿bajará su rendimiento académico? ¿Tardará mucho en hacer nuevos amigos? ¿Cómo reaccionará ante el cambio? Es probable que el niño no tenga ganas de cambiar de colegio o experimente miedo por perder a sus amigos, pero generalmente los chicos se adaptan a los cambios mejor de lo que nosotros creemos. Lo importante es que la decisión sea tomada con la convicción de estar eligiendo lo mejor y transmitir al niño ese sentimiento. De esta forma le daremos más seguridad para que viva el cambio con mayor confianza y tranquilidad.

Preparación para el cambio

Aunque la decisión a la hora de elegir o cambiar de colegio es responsabilidad de los padres, es conveniente contar con la opinión del niño y que se sienta partícipe de los acontecimientos. Se le pueden explicar las razones y ventajas de la decisión tomada, también es bueno informarle todos los detalles de su nuevo colegio para que se vaya familiarizando con éste, incluso puede pasar un día ahí antes de empezar oficialmente las clases para que conozca al profesorado y empiece a hacer amigos.

 

Apoyo para la adaptación

La movilidad entre colegios no sólo tiene efectos en el alumno que realiza el cambio, sino también en sus nuevos compañeros, ya que esta situación a veces obliga a cambiar el ritmo de la clase por las diferencias en las habilidades y conocimientos con respecto a los demás.

En cualquier caso, una de las principales tareas de la familia y del colegio es conseguir una buena motivación en el niño. No se puede pretender que todos los alumnos tengan notas altas, ni que se adapten con la misma facilidad al método de aprendizaje. Es necesario conocer a profundidad al menor a fin de exigirle resultados según sus posibilidades y recompensarlo de acuerdo con sus logros personales, ofreciéndole algo que valore realmente en función de su personalidad (felicitarlo, dejarlo que tenga más responsabilidades, darle más libertad para decidir acerca del uso de su tiempo, publicarle un dibujo o un poema en el periódico escolar, etc.). Premiar su buen desenvolvimiento escolar, sus avances cotidianos y la superación de las dificultades es una manera de fomentar conductas deseables y de ayudarle a confiar en sus capacidades. Todo ello contribuirá a que se sienta seguro de sí mismo y cómodo en el entorno, lo cual redundará en un buen rendimiento escolar.

 

Recomendaciones:

-Comunicarles la decisión.
-Conocer con tu hijo el nuevo colegio.
-Destacar los aspectos positivos del cambio: que conocerá gente nueva y que podrán desarrollar sus potenciales, entre otros.
-Conversar y evaluar los distintos aspectos de la decisión.
-Brindarle mucho apoyo una vez que haya ingresado al nuevo colegio.

Para cambiar de colegio es necesario tomar en cuenta los requisitos que la mayoría de las instituciones solicitan:

-Contar con promedio mínimo de 8.0 en la boleta del último grado cursado.
-Carta de buena conducta.
-Carta de no adeudo.
-Examen de admisión, que comúnmente consiste en evaluar los conocimientos generales de las materias del año escolar que se cursa en la actualidad.
-Examen psicológico.
-Algunos colegios pedirán que la niña o niño asista uno o varios días a la escuela a fin de observar su comportamiento y evaluar su adaptación al sistema educativo.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Cada semana recibirás información actualizada con una selección de las mejores actividades y recomendaciones para niños. Disfruta de la ciudad de México y sus alrededorres en familia. Actividades infantiles, cine, teatro, espectáculos, museos, libros y cuentacuentos.

*Campos obligatorios

Escribe las letras del cuadro gris en el campo de abajo.

Al presionar "Enviar" estás aceptando el aviso de privacidad de Tipkids