SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

¡Adiós al pañal!

Tipkids

Ayuda a tu hijo a decirle adiós al pañal.

Tipkids

¡Ayúdalo a decirle adiós al pañal!

tipkids

Se dice que la edad promedio para que un bebé deje los pañales está entre los 18 meses y los dos años y medio; sin embargo, esto no debe tomarse como una regla ya que el momento de dejarlos varía mucho de un niño a otro, dependiendo del nivel de maduración física y emocional de cada pequeño. Los padres deberán mostrarse comprensivos y pacientes en todo momento para evitar que los cambios resulten conflictivos o traumáticos.

Cuando el niño avisa que está mojado o que se siente incómodo y necesita que lo cambien, significa que se encuentra en la primera etapa del control de esfínteres. La segunda etapa es cuando el niño comunica que está haciendo pipí o popó en el preciso momento; mientras que la tercera etapa es cuando avisa que está por hacer. Por lo general, es durante la segunda etapa cuando puedes comenzar con el proceso.

Aquí te damos algunos tips que te serán de utilidad para cuando tu bebé llegue a esa etapa:

  • Utiliza pañales de entrenamiento.
  • Explícale al niño que es importante que avise, y aunque ya esté mojado, debes enseñarle a quitarse el pañal de entrenamiento y sentarlo en la bacinica o en el WC, platicándole para qué sirven.
  • Cuando le cambies un pañal sucio, haz que él mismo lo tire a la basura; esto involucra al niño en el proceso en mayor medida.
  • Funciona muy bien ponerle un sobrenombre corto y divertido al baño, así el niño podrá referirse a él rápidamente cuando tenga que avisar.
  • Utiliza en el baño un adaptador para niños pequeños.
  • Siéntalo en la taza del baño todas las mañanas, después de que despierte. Con el paso del tiempo, cuando el niño haya adquirido el hábito de sentarse en la taza todas las mañanas y haga pipí día con día, se le irá haciendo más fácil avisar en otros momentos del día.
  • Los niños aprenden a avisar durante el día, pero es común que no lo hagan por las noches. Si tu hijo está en este momento, no dudes en ponerle un pañal mientras duerme. A la mañana siguiente, siéntalo en el baño como siempre.
  • Una tarde, cuando tú y el niño estén tranquilos, puedes cambiar el pañal por un calzoncito de tela y dejarlo así un par de horas.
  • No lo presiones preguntándole constantemente si quiere ir al baño, pues puede resultar negativo.
  • Es normal que haya retrocesos. Si durante el proceso el niño se ensucia no lo regañes, no lo castigues y no le grites; por el contrario, cuando tenga avances muéstrale todo tu cariño.
  • Ponle ropa cómoda que pueda quitarse con facilidad.
  • Estimúlalo comprándole libros sobre el tema o ropita interior nueva.
  • Después del desayuno y a intervalos regulares de una o dos horas, llévalo al baño para que se siente por unos minutos. Puedes darle un libro para que el niño se acostumbre a estar sentado en la taza, y cuando haga pipí o popó, felicítalo.
  • Sé constante en todo el proceso.
  • Siempre que salgan lleva contigo mudas de ropa, toallitas húmedas y bolsas de plástico.
  • Si tu niño está en la escuela, platícalo con la maestra y envíalo con algunas mudas de ropa; es importante que exista buena comunicación entre ambas.

Recuerda que es importante festejar cada logro del pequeño desde la primera etapa, brindarle apoyo y mostrarle cariño, pues así aprenderá con más facilidad. Si ves que el niño se moja constantemente y no muestra progresos, vuelve a los pañales. Esto significa que su momento no ha llegado, pero no te agobies porque seguramente llegará.

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Cada semana recibirás información actualizada con una selección de las mejores actividades y recomendaciones para niños. Disfruta de la ciudad de México y sus alrededorres en familia. Actividades infantiles, cine, teatro, espectáculos, museos, libros y cuentacuentos.

*Campos obligatorios

Escribe las letras del cuadro gris en el campo de abajo.

Al presionar "Enviar" estás aceptando el aviso de privacidad de Tipkids