SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Berrinches ¿Cómo se manejan?

Tipkids

Aprende a manejar y prevenir los berrinches de los niños.

Tipkids

Maneja y prevé los berrinches de los niñ

tipkids
Por Lic. Laura Torres Garibay

Expresión y comprensión de sentimientos

El control de las emociones, la capacidad de modular y controlar los sentimientos propios en una forma adecuada y que corresponda con la edad del bebé, constituye una sensación de control interno, aspecto fundamental en el desarrollo emocional. Para solucionar cualquier problema resulta importante que el niño aprenda a tener control sobre sus miedos, temores y angustias, pues esto le permite encontrar estrategias diferentes para enfrentar los pequeños problemas y poner a funcionar todos sus recursos internos. Es la capacidad de renunciar a una satisfacción o placer inmediato en aras de un bien mayor.

La mayoría de los problemas emocionales a los que hoy nos enfrentamos se deben a reacciones de ira y agresividad descontroladas. Por lo tanto, es deber de los padres ayudar a los hijos a identificar y manejar estas reacciones. Los sentimientos en los niños deben ser reconocidos como algo natural tomando en cuenta que tienen un proceso que se genera dentro del cuerpo, es decir, es una manifestación interna que no se puede evitar, por lo tanto, se acepta. Sin embargo, la expresión de los mismos puede cuestionarse en la manera en que se manifiesta, es decir, estar enojado es correcto, golpear a sus compañeros no puede permitirse.

Esto implica una sensación de control interno, aspecto fundamental para el desarrollo emocional y para la resolución de problemas.

La inteligencia emocional

Es la habilidad para verbalizar los sentimientos y discriminar entre ellos, utilizando esta información para guiar los pensamientos y acciones. Es también la capacidad para comprender las emociones de los demás, por ejemplo, el significado de la postura, las expresiones faciales y el tono de voz.

Antes, la inteligencia constaba únicamente de medir en los niños el CI (coeficiente intelectual) con el que contaban, la capacidad cognitiva, etc., pero en la actualidad existe una tendencia a agregar la inteligencia de las emociones, el saber interactuar con el mundo tomando en cuenta los sentimientos a través de habilidades emocionales como la autoconfianza, el autocontrol, la perseverancia, la autoconciencia, etc., las cuales finalmente resultan más importantes para el éxito en la vida que el dominio de las matemáticas.

¿Cómo se reconocen las emociones en los niños?

  • 2 sí por 1 no: al negarle algo al pequeño es indispensable que se le ofrezcan otras opciones por las que pueda optar para evitar la frustración. Después de reconocer el sentimiento (“sé que te sientes enojado porque no te compré el juguete”) se le dan dos opciones (“no te compro el juguete pero te puedo comprar un dulce o llevar a jugar al parque”).
  • Escuchar: reconocer el sentimiento “te sentiste asustado porque cayó un rayo”.
  • Enseñar a identificar en el cuerpo la emoción.
  • Enseñar a comunicar sus emociones abiertamente: también con el ejemplo de sus padres los niños aprenden cómo se reacciona ante un sentimiento, así que es fundamental controlar las propias emociones. No esperes que tu hijo no grite al sentirse frustrado si tú no puedes evitar hacer lo mismo al lidiar con el tráfico de todos los días, ¡recuerda que él te observa y está aprendiendo de ti!
  • Ayúdalo a ser “empático” identificando las emociones en otros. En dibujos, fotografías, revistas, en la TV. “Cuando alguien querido se enferma uno se siente triste. Papá está contento porque lo felicitaron en su trabajo. El primer día de clases se puede sentir un poco de miedo”.
  • Leerles cuentos, fábulas o historietas que demuestren estas emociones y cómo se resuelven dentro de las mismas. Emociones que pueden expresar: alegría, tristeza, enojo, temor, vergüenza, culpa.

 Control de las emociones en los niños

 Berrinches

¿Qué son los berrinches?

Son manifestaciones conductuales que responden a un cúmulo de sensaciones y sentimientos negativos que surgen ante la frustración de no saberlos manejar y expresar adecuadamente.

Cuando los niños son pequeños los berrinches resultan parte “normal” de su vida y de la de sus padres, pues el niño busca la forma de comprender y regular estos sentimientos, también está probando la manera en que sus padres reaccionan ante sus propias conductas como llorar, patalear, gritar, insultar y golpear.

¿Cuál es el mensaje oculto detrás de un berrinche?

  • Llamar la atención de los padres y lograr lo que quiere (juguete, papas, un permiso, etc.)
  • Las necesidades fisiológicas como sueño, hambre, sed, cansancio, aburrimiento, producen irritabilidad a tu hijo, trata de satisfacerlas antes de que llegue a este punto.
  • Expresar sus carencias emocionales ¡Aquí estoy! (deseo inconsciente de llamar la atención, de ser escuchado, de “pertenecer”).
  • Bríndale “atención positiva” para evitar atenderlo sólo en situaciones desagradables, es decir, el niño envuelto en una crisis de llanto y gritos recibe una ganancia secundaria que es llamar la “atención” de quien esté con él. Si este mismo pequeño recibe atención por las cosas buenas que hace probablemente no necesite hacer “berrinches” para obtenerla.
  • Si premias el berrinche dándole lo que quiere es altamente probable que lo vuelva a hacer (las conductas se refuerzan doblemente y el niño aprende que esa es la forma efectiva de obtener ganancias).

 Controla los berrinches de los niños

¿Se pueden evitar?

Se pueden PREVENIR; sin embargo, forman parte del desarrollo natural de los niños.

¿Cómo manejarlos?

  • Trata de entender por qué presenta el berrinche.
  • Déjale claro que con ese comportamiento no va a lograr nada (¡cúmplelo!).
  • Distráelo con algo llamativo, si todavía no se engancha en el berrinche puede ser que lo olvide rápidamente. Una broma o un juego siempre ayudan.
  • Si es inevitable el berrinche, hay que pasarlo por alto. Cuando el berrinche no se refuerza se va extinguiendo poco a poco. Cuida su integridad.
  • No grites ni te enojes junto con él, eso sólo aumentará su ira. ¡Recuerda que el adulto eres tú y él sólo un niño en formación!
  • Si estás en un lugar público actúa igual que siempre, ponte un mensaje imaginario “Mamá (o papá) educando”.
  • Escucha atentamente para encontrar cuál es el sentimiento que le generó el berrinche. Acepta el sentimiento y rechaza la conducta hostil (“Entiendo que eso te enojó mucho pero no puedo permitir que golpees a tu hermano”).
  • Permítele descargar su enojo en conductas aceptables como golpear en una almohada o gritar en ella.
  • Mantén ocupado a tu hijo en actividades constructivas.
  • No hagas grandes los defectos de tu hijo y mucho menos los expreses a otras personas delante de él.
  • Ten en cuenta a tu hijo en las decisiones, si lo involucras pidiendo su opinión se sentirá importante y aceptará las cosas más fácilmente.

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Cada semana recibirás información actualizada con una selección de las mejores actividades y recomendaciones para niños. Disfruta de la ciudad de México y sus alrededorres en familia. Actividades infantiles, cine, teatro, espectáculos, museos, libros y cuentacuentos.

*Campos obligatorios

Escribe las letras del cuadro gris en el campo de abajo.

Al presionar "Enviar" estás aceptando el aviso de privacidad de Tipkids